ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos

I should like it to resemble some deep old desk, or capacious hold-all, in which one flings a mass of odds and ends without looking them through. (Virginia Woolf) We become ourselves through others, and the self is a porous thing, not a sealed container (Siri Hustvedt) En vez de mirarme en mi espejo quiero que mi espejo se mire en mí (Alejandra Pizarnik)

La vida íntima de las escritoras

Susan Sontag (1933-2004), American Writer

Cultura | La vigencia de un género literario de gran aceptación

Aparecen nuevos diarios y memorias de Susan Sontag, Alejandra Pizarnik, Anaïs Nin, Siri Hustvedt o Janet Frame

La vida íntima de las escritoras

Edición impresa  Cultura | 17/02/2014
por Xavi Ayén, Barcelona

“He quedado con una vida sexual paralizada”, llora Sontag tras ser rechazada “porque no era buena en la cama”

Existe un prejuicio que asocia el husmear en las vidas privadas ajenas con el embrutecimiento intelectual o los bajos instintos. Sin embargo, también puede ser justamente lo contrario. El lector que acceda a los diarios o memorias publicados recientemente de escritoras como Susan Sontag (1933-2004), Anaïs Nin (1903- 1977), Alejandra Pizarnik (1936- 1972), Janet Frame (1924-2004), Siri Hustvedt (1955) o Virginia Woolf (1882-1941), en los que desnudan aspectos de su intimidad -desde sexo, drogas o enfermedades a chismes sobre amigos o trucos de belleza, pasando por valores y sentimientos, todo ello mezclado con reflexiones sobre arte, literatura o filosofía- verá cómo su sensibilidad puede elevarse.

… leer el artículo completo en  La vida íntima de las escritoras | Xavi Ayén | La Vanguardia

Mi reacción al artículo de Xavier Ayén:

Los diarios íntimos como matrioskas 

Sonriente. Susan Sontag está sonriente en esa foto estupenda que acompaña al texto de Xavi Ayén publicado en La Vanguardia. Y yo también sonrío al leerlo. Sonrío, porque Ayén reconoce que el diario íntimo es ya un “género literario de gran aceptación”. Y, porque en su artículo, conecta a grandes escritoras (distantes temporal, geográfica y culturalmente) que sin duda se apropiaron de esta forma para verter en ella percepciones cotidianas, sentimientos y reflexiones intelectuales sobre el propio proceso creativo, el arte o la filosofía. Dando un paso más, me atrevo a afirmar que en el diario íntimo la escritora, además de reflejar el entorno en el que actúa y su vida más interior, también se hace a través de la escritura y ahí, justamente en ese forjarse y reconocerse, radica la originalidad y el peso de esta modalidad literaria. Vida y escritura avanzan cogidas de la mano.

En los últimos años algunas editoriales españolas han decidido reeditar o publicar grandes diarios y obras autobiográficas (conviene distinguir qué es un diario y qué es un relato autobiográfico o unas memorias) de grandes escritoras (algunas desaparecidas, otras, afortunadamente, muy vivas) y esto hace que nos encontremos en un momento interesante de confluencia de voces bien distintas aunque con algo –o mucho − en común.

        

Más allá del morbo de mirar a través de la cerradura de la puerta de atrás, en la lectura de los diarios íntimos siento predilección por este (sub)género incluso por encima de las memorias o las autobiografías− de escritoras de la talla de Sontag, Nin, Pizarnik o Freixas (una de las escasas voces en español), el lector llega a un conocimiento más verdadero y profundo de esas personalidades y de sus mundos (históricos, culturales y personales). Para ellas el diario no solo fue/es un “simple” género literario. El diario íntimo es el género de géneros en el que todo tiene cabida: el ensayo, la autobiografía, las confesiones, la poesía, la narrativa, los aforismos. Y también es el marco generoso y fecundo que propicia el juego de la vida con la literatura como si de muñecas rusas se tratara. La principal diferencia entre esos moldes es que en los diarios existe poca, poquísima oquedad, aunque esto lamentablemente todavía hoy se siga cuestionando. 

Anuncios

5 comentarios el “La vida íntima de las escritoras

  1. gatnaumarsol
    19/02/2014

    Sólo añadiría que a parte de “mirar a través de la cerradura de la puerta de atrás” y que nos crea esta falsa ilusión de ser los destinatarios de tan íntimas revelaciones, es el componente real, totalmente sincero del autor, que nos atrapa y envuelve. Y esta realidad hace que, al leerlos, quizás sonriamos más fuerte. ¡Buen post Marta! 😉

  2. Aquileana
    20/02/2014

    Susan Sontag es una de las escritoras cuyo legado literario e incluso filosófico perdura casi inalterable a pesar del tiempo.
    Muy buen post. Saludos desde Buenos Aires, Argentina,
    Aquileana 🙂

  3. Anatomía de la Intimidad
    20/02/2014

    Totalmente de acuerdo. De ahí que esos dos tomos de diarios sean una joya. En ellos vemos a la Sontag más de carne y hueso y además la seguimos en su pensamiento más filosófico-intelectual. Son de especial interés sus reflexiones sobre el arte y el cine. Saludos desde Barcelona! Y gracias por estar ahí

  4. Anatomía de la Intimidad
    20/02/2014

    Gracias, gatnaumarsol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas del blog

  • 28,201 hits

Archivos

Creative Commons

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: