ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos

I should like it to resemble some deep old desk, or capacious hold-all, in which one flings a mass of odds and ends without looking them through. (Virginia Woolf) We become ourselves through others, and the self is a porous thing, not a sealed container (Siri Hustvedt) En vez de mirarme en mi espejo quiero que mi espejo se mire en mí (Alejandra Pizarnik)

Tras el telón. Rosa Chacel: entre otros, sobre el Guernica de Picasso

En los incisivos diarios de Rosa Chacel, de corte narrativo y ensayístico, encontramos observaciones lúcidas acerca de la literatura, el cine y la pintura y su afortunado (o no) contagio o, como mínimo, roce.  En particular, los dos últimos párrafos de la cita ilustran con agudeza qué es y qué no es el Guernica para la autora y cómo debe entenderse esta obra de arte fundamental.

15 de diciembre de 1964

“Me leí por enésima vez el Dedalus, de Joyce, y me sentí en la fuente . Ningún libro tuvo en mí una influencia más decisiva ni más duradera. Ahora, para mantenerme en forma, para no caer en el estúpido relato que se me ha aconsejado, releo La route des Flandres. Podría -si pudiera- extenderme ilimitadamente en considerar por qué le han puesto a ese libro como portada un fragmento del “Guernica”… Comprendo que mucha gente al terminar el libro crea que ese cuadro es una representación perfecta de su caos: yo no lo veo así. El libro es caótico por su falta de respeto al espacio; es un puro atentado a la impenetrabilidad de los cuerpos. Claro que no se trata de cuerpos ni de espacio, puesto que se compone de hechos e ideas revueltas y amontonadas en el tiempo, pero si la portada trata de expresarlas como imágenes, para mi modo de ver falla enteramente, porque las imágenes de Claude Simon tienen de aterrador, de casi sobre o extranatural, su corrección académica. No son realistas, a la manera de los buenos narradores, son de un rigor descriptivo que sólo se encuentra en el ámbito científico o didáctico. Por esto su patetismo es casi insoportable -y al mismo tiempo fascinador, adorable por lo que puede suscitar de piedad-, sublevante de desproporción, de promiscuidad, mezcladas las cosas bellas, frescas, juveniles, limpias, con los detritos como en una batidora que los revolviera sin vulnerarlas, sólo arrastrándolas en sus giros, sin concederles un ápice de estabilidad, pero con una constante visibilidad, en la que las comprobamos siempre íntegras, jamás deformadas.

[…]

Para mí no es más que una sandez embrutecedora del público, porque para conocer -para siquiera barruntar un poco- “Guernica” hay que conocer muy bien la pintura universal. Hay que conocerla en su fisiología y en su psicopatología. Hay que haber llorado mucho por ella hasta poder ver cómo el cadáver de la pintura puede servir de monumento funerario de nuestra realidad.

Tal vez esté ahí su grandeza -su verdad-, en su afirmar la muerte. Antes se ponía sobre las tumbas -o sobre la memoria, simplemente, sobre cualquier representación plástica- una imagen de eternidad -belleza-. Ahora se pone un montón de astillas que representa lo que se rompió, sin arreglo posible.” 

Rosa Chacel, Alcancía Ida. Barcelona: Seix Barral, 1982

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13/05/2014 por en Diarios diaries journals, Rosa Chacel y etiquetada con , , , , , , , .

Estadísticas del blog

  • 30,068 hits

Archivos

Creative Commons

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: