ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos

I should like it to resemble some deep old desk, or capacious hold-all, in which one flings a mass of odds and ends without looking them through. (Virginia Woolf) We become ourselves through others, and the self is a porous thing, not a sealed container (Siri Hustvedt) En vez de mirarme en mi espejo quiero que mi espejo se mire en mí (Alejandra Pizarnik)

Estoy envejeciendo II

Aprender a leer un rostro nuevo en el espejo no es fácil y menos si es el tuyo. Entre la piel y bajo las mismas cejas de hace unos veinte años distingues aquellos ojos oscuros que han perdido vida pero que son los mismos de siempre, los que parecen saltar de las fotografías de tu infancia. Los labios también destacan de entre el rosa amarronado; siguen conservando su pulpa y un color afrutado resistente al paso del tiempo. Y la nariz aparece inmóvil, como aquellos colosos de Memnón, como la esfinge de Keops, aguantando una cara que lo único que ha conseguido salvaguardar a través de las décadas es su indudable forma de ciruela. Entonces, ¿qué es exactamente lo que va transformándose con tanto disimulo y empeño a la vez?

colosos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13/07/2014 por en Fragmentos de anatomía, Fragmentos de Intimidad y etiquetada con , , , , .

Estadísticas del blog

  • 28,089 hits

Archivos

Creative Commons

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: