ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos

I should like it to resemble some deep old desk, or capacious hold-all, in which one flings a mass of odds and ends without looking them through. (Virginia Woolf) We become ourselves through others, and the self is a porous thing, not a sealed container (Siri Hustvedt) En vez de mirarme en mi espejo quiero que mi espejo se mire en mí (Alejandra Pizarnik)

el dolor

el dolor no se cuenta ni se estructura,
el dolor se toca y se siente como la imagen del cuerpo convertido en un no-cuerpo,
el dolor es el grito sordo de unas cuerdas de espino,
es la asfixia momentánea por exceso de aire frío:
imposible respirar ahí dentro

el dolor no se expresa,
el dolor no se mide,
el dolor se escapa y regresa,
el dolor se sufre en la hendidura de una piel hecha arruga,
mancha,
resto de uña,
cana,
gotas de orina

el dolor no se tiñe,
el dolor no es mentira,
el dolor no es garganta,
el dolor no se viste de volante,
el dolor es blanco y liso como la hoja de un cuchillo

el dolor es dolor y ni siquiera se deja pensar

Anuncios

Un comentario el “el dolor

  1. elsenyorcueva
    07/10/2015

    El dolor es inevitable, el sufrimiento es optativo. -Murakami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 06/10/2015 por en Fragmentos de Intimidad, Intimidad y etiquetada con .

Estadísticas del blog

  • 28,089 hits

Archivos

Creative Commons

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow ANATOMÍA DE LA INTIMIDAD literatura y espejos rotos on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: